Estados de WhatsApp, escaparate de tu tienda

Decía Gabriel García Márquez, en aquel libro precioso ‘El amor en los tiempos del cólera’ que hay que dejar que pase el tiempo y ya veremos lo que trae. Pues lo que ha traído este siglo XXI es una revolución digital muy desigual, sobre todo en el comercio.

 

sólo necesitas tus redes y ganas de emprenderHace casi seis años que emprendí mi negocio de ventas a través de las redes sociales. Seis años llevo vendiendo online y gracias a las redes tengo clientes en cinco países del mundo.

Pero soy hija de un autónomo que ha cumplido 73 años este mes de abril. Y al que todo esto de las redes sociales siempre le ha venido grande. El jabato de mi padre sigue haciendo los pedidos con papel y boli. Y siempre me dice lo mismo: “Niña, a ver si me enseñas a vender por internet, pero facilito, que yo lo entienda”.

Gracias a él que me di cuenta que tantas redes sociales y tanto lío no está hecho para esos autónomos y comerciantes valientes que llevan a sus espaldas negocios tradicionales. Que lo que ellos necesitan es cosa simple, que no les haga perder tiempo, pero que les permita vender online como pequeños amazones del imperio comercial.

He hecho caso a mi padre y ahora también enseño al pequeño comercio a vender online, versión fácil y sencilla. Y empecé con mi equipo, con esa gente a los que enseñé un día a utilizar los estados de WhatsApp para ponerse manos a la obra y dar a conocer al mundo lo que vendían. Benditos estados de WhatsApp.

Ahí van algunas claves.

TÚ TAMBIÉN PUEDES VENDER ONLINE

Sí, sea cual sea tu edad y tu comercio y tus conocimientos tecnológicos. Tú también puedes vender online.

Es más, tienes que hacerlo. Recuerda que somos los amazones de tu pueblo o de tu ciudad. Pero hazlo sobre todo con mucho respeto. Y sobre todo, sobre todo manteniendo tu esencia.

Ya hemos oído muchas veces eso de que los clientes no compran un producto sino que compran una emoción. A mí me gusta más decir que los clientes más que un producto compran al comerciante. Así que demuestra quién eres en tus estados de WhatsApp y esmérate como cuando preparas el escaparate cada temporada.

¿Y QUÉ CUENTO EN MIS ESTADOS?

Los estados es como cuando una persona entra a la tienda. ¿Verdad que le das los buenos días? ¿Y habláis del tiempo, de la familia, de cómo va todo? ¿Verdad que te interesas por sus cosas?

Los estados son tu comercio en el teléfono móvil. Así que tienes que hacer lo mismo que cuando tienes a la gente detrás del mostrador. Porque cada vez son más las personas que van a mirar tus estados y son como el público que pasa por tu acera y se para a mirar el escaparate.

Haz la prueba. Y ya verás.

pequeño comercio ventas online whatsapp

NO PONGAS MÁS DE TRES AL DíA

Yo te recomiendo que no seas pesado, que no pongas más de tres. Creo que esas cuentas de WhatsApp con miles de estados aburren porque nunca se llega al final.

No siempre hables de tu negocio. Da los buenos días, habla de tu sector, pon una foto de lo que has cocinado y si te atreves, alguna tuya también. Que te vean. Los clientes quieren verte.

Y si vas a empezar ahora a usar tu WhatsApp para vender online, avisa en ese primer estado que vas a hacerlo, que te lanzas al mundo virtual para actualizar tu negocio.

Uno de los estados del día debe ser de tu comercio. De tu producto o servicio, lo que tú vendas. Saca la creatividad que todos llevamos dentro.

 

He visto cosas preciosas: a peluqueras enseñando a cubrirse las canas para vender tintes; dueñas de librerías leyendo en alto; la colección de ropa de verano preparada en el almacén de la tienda y a una tintorería dar consejos para limpiar alfombras después del invierno.

Son ideas que tú tienes que adaptar a tu comercio. Y seguro que se te ocurren muchas más.

¿TENGO QUE HABLAR DE MÍ?

Por supuesto. De ti y del pequeño comercio. Y lanzar campañas a favor de las ventas en las tiendas de barrio. Y hablar de otros comercios como el tuyo y recomendarlos. Y generar un vínculo con todos los que te ven.

Los puedes hacer con fotos, vídeos o texto. En el formato texto, puedes pegar enlaces.

Hablar de ti es poner una canción que muestre tu estado de ánimo. O un restaurante al que fuiste y al que volverás. No hace falta exponerse si esa no es tu opción.

Y todos los días, todos, dedica uno de los estados a tu negocio: a un producto, a una oferta, a un cliente especial.

Así crearás un vínculo, despertarás en el cliente la emoción de tener algo de tu tienda.

HABLA CON LOS CLIENTES

Recuerda que tu teléfono es la versión móvil de tu comercio. Es importante que hables con tus clientes.

WhatsApp te da la opción de saber quién mira tus estados. Así que ahí tienes la base de datos: ahí están las personas a las que les interesas.

 

venta online con estados whatsapp

Algunos responderán a tu estado de manera directa. Ahí lo tienes fácil, Otros, sólo mirarán.

En ese caso, busca la oportunidad de hablar con ellos: un hola cómo estás… un hace tiempo que no sé nada de ti… Inicia tú una conversación, interésate por ellos de verdad.

Y mira tú también los estados de tus clientes. Ahí hay mucha información de ellos. Responde a sus vídeos,a sus textos, a sus imágenes. Es la manera de generar el vínculo. Traducido a la vida real, es conseguir que una persona que ve tu escaparate entre a tu tienda.

FACILITA LOS PAGOS

Anima a comprar y da facilidades. Verás que debajo de las fotos tienes un espacio para escribir texto. Ahí debes ayudarles: “Llámame si tienes dudas”, “¿Quieres que te cuente más?”, “Te ayudo en lo que necesites”.

También con los pagos: transferencia bancaria, herramientas como Bizum (en cinco minutos tienes el dinero en tu cuenta) o contra reembolso. Como tú prefieras.

Para los envíos puedes usar servicios de mensajería. Van a encarecer el producto así que lo tienes que incluir en el precio. La opción que más usa el comercio de proximidad es llevar el producto ellos mismos a casa del cliente.

LISTAS DE DIFUSIÓN

¿Las has usado alguna vez? Yo te las recomiendo pero con límites.

Son como un grupo pero la única persona que puede hablar con todos los miembros eres tú, así que no se generan debates innecesarios. Cuando mandas un mensaje a la lista, todas las personas lo ven pero nadie sabe ni quién está en la lista ni el teléfono móvil de los otros. Es una buena fórmula de garantizar la privacidad.

Úsalas para promociones especiales, días especiales como la madre o el padre, navidades, ofertas o rebajas. Y también cuando tengas necesidad de tener previsiones sobre un stock o encargos especiales.

Yo estoy en varias. Y lo hacen muy bien.

Por ejemplo, una tienda de discos vinilo, que nos avisa cuando llega algo especial. También en una librería, que cada quince días manda fotografías de algún libro nuevo o reediciones. Y en la de una tienda de ultramarinos de toda la vida que nos mantiene informados de los quesos y aceites que recibe de la zona donde tiene el negocio.

Las listas de difusión no son para que las uses a diario porque puedes saturar a cliente. Con dos o tres mensajes al mes hay más que suficiente.

 

Anímate, que no es difícil. Y es una herramienta sencilla para integrar la venta online a tu negocio sin coste.

Claro que te vas a equivocar, pero tienes que ser valiente y hacerlo. Es sólo una reinvención más de tu vida y de tu negocio. Ya fuiste muy valiente una vez, cuando abriste tu negocio. Pues ahora te toca hacerlo una vez más.

Te ayudo con lo que necesites. Recuerda que somos los amazones de nuestro barrio.

 

Me apasiona la comunicación y el marketing. Y dediqué los 21 primeros años de mi vida profesional al periódico El Mundo y la comunicación empresarial e institucional.

En 2013 emprendí un proyecto de marketing digital y franquicias on line para conciliar con mi vida de madre.

Desde entonces ayudo y enseño a otros emprendedor@s que quieran hacer lo mismo que yo y me involucro al máximo en su éxito. Porque la clave en este siglo XXI es la suma de experiencias y el trabajo en equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *