Vacaciones de una autónoma

las vacaciones de una autónoma no permiten la desconexión totalSi, Me voy de vacaciones. Nos lo hemos ganado. Y no sólo yo, también mi familia por aguantar estoicamente un julio y un agosto difícil al lado de una madre emprendedora digital y muy, muy pesada con esto de las redes sociales.

Sí. Me voy de vacaciones. Me lo merezco. He conseguido todos los objetivos que me había propuesto para este verano y alguno más, incluso. He trabajado mucho con mis hijas en casa, desde la playa, desde la piscina, desde el río, desde la montaña, desde el chiringuito… Vamos, que he hecho lo que he podido y cuando uno trabaja y trabaja mucho, los resultados llegan.

Sí. Me voy de vacaciones. Nos lo regalamos los cuatro. Porque yo me he dejado la piel, pero el costillo no se ha quedado atrás. Y eso que él no es autónomo. Madre mía… veranito el que nos hemos pegado todos.

Sí. Me voy de vacaciones. Y ¿por qué tan tarde? Porque siempre me voy al final para asegurar la facturación de agosto y mi nómina de septiembre. Porque soy autónoma. Y aunque hemos sudado tinta china para conseguirlo… ahora ya lo tenemos. Aunque se haya paralizado el país y apagado las redes sociales.

Sí. Me voy de vacaciones. Pero no podré desconectar del todo. Por la misma razón del apartado anterior: soy autónoma. Y no me afecta: tengo la suerte de haber elegido el proyecto correcto y de trabajar mientras vivo y vivir mientras trabajo.

Sí. Me voy de vacaciones. Fuera de España porque a las peques les hacía ilusión. Pero seguiré un poco conectada: es lo que tiene ser una emprendedora digital.

Si. Me voy de vacaciones.  Es sólo una semana. Pero para mí será un mundo.

“Oye Sandra… y tú ¿ni en vacaciones desconectas del todo?” De momento, no. Y te digo que cada vez me importa menos… Será que al final lo estoy disfrutando.

 

 

 

 

 

 

 

Apasionada de la comunicación y el marketing, dediqué los 21 primeros años de mi vida al periódico El Mundo y la comunicación empresarial e institucional. Hace tres años saqué mis habilidades sociales del mismo cajón donde guardé mi curriculum. Tengo una franquicia on line de una multinacional (no jefes ni empleados, no local ni stock) y desarrollo el talento de otros emprendedores que quieran hacer lo mismo que yo, involucrándome cien por cien en el éxito de mis socios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *