Tu negocio también es mercadeo en red

tu negocio es también un mercadeo en red

Mercadeo en red. ¿Sabes que cualquier emprendimiento es un mercadeo en red y de venta directa en el universo de internet?

Sí, tu negocio también es un mercadeo en red.

Hace seis años que empecé a hacer Network Marketing y creé mi empresa con este sistema. Y déjame que te cuente algo: además de emprender he hecho un máster baratísimo sobre marketing, negocios y la vida misma.

Internet ha universalizado la venta directa. Ya casi todos los negocios lo son.

Y si has emprendido haces venta directa. Porque te vendes a ti.

En la era digital, el mercadeo en red o la venta directa, que llamamos Network Marketing por la moda de los anglicismos, se estudia ya en todas las universidades del mundo por la eficacia de su sistema de trabajo.

Es asignatura obligada en carreras de marketing o empresariales y multinacionales potentes, como Danone,  han optado por la venta directa en países de América Latina. A Europa, todo llegará.

Cuando yo empecé, en 2013, me hablaron de un plan de trabajo. «Si quieres tener éxito, hay que seguir un sistema. Es muy parecido a enamorar y enamorarse, ya verás». 

¿Enamorar? ¿Enamorarme?

Yo sólo quería emprender, pero seis años después he entendido que nuestro sistema es muy eficaz para que cualquier negocio arranque y se mantenga. Sobre todo en la era digital. Y voy a compartirlo contigo.

Léelo. Te será útil.

MÁRCATE OBJETIVOS

El sistema del mercadeo en red es tajante: si emprendes, márcate unos objetivos.

Para mí lo más importante es que sean objetivos realistas. Nadie gana dos mil euros el primer mes. Da igual que hagas Network Marketing o que montes una tienda de pan.

Objetivos realistas no sólo económicos sino también de proyección. Y la proyección te la traerán las personas.

Así que más vale que empieces a trabajar tu  mundo off y on line para asentar una buena red de contactos.

CONTACTOS PARA UN BUEN MERCADEO EN RED

Aquí fue cuando me hablaron de amor.

Recuerdo la frase aquella: «Sandra, tienes que enamorar».

Y yo pensaba: «Ya estamos con las tonterías del marketing americano…»  Pero tenían razón.

Tu base datos será la fuerza de tu negocio y debes crear una red de contactos tan larga como seas capaz.

Para que tu negocio crezca en redes sociales debes ser tú mismo

Yo me hice un poco la remolona. Me daba pereza. ¿Con 41 años empezar una lista de contactos?

Pues sí. La hice. Gracias a las redes. Toda nueva.

Y ¿qué es una lista de contactos? Son las personas que conoces y que aún no conoces pero vas a conocer y que de forma directa o indirecta ayudarán a que tu negocio crezca (siempre que enamores).

Tu negocio también es un mercadeo en red y debes crearla para vender tu producto o servicio.

Una red integrada por gente que te compra, gente que te vende, prospectos (gente que te comprará o te venderá) y recomendadores.

Y como el amor, tu red debe estar viva.

Debes cuidarla y alimentarla con nombres nuevos cada día para que acabe dando el ingreso pasivo que todos buscamos.

INVITA A CONOCERTE

Invitar es hacer que tu red de contactos empiece a conocerte a través de tus perfiles sociales y se haga preguntas sobre ti.

Si hablamos de amor, invitar es que la gente diga: «Uy, interesante chic@…»

Invitar es como hacer un striptease, quitarnos la ropa poco a poco y con sensualidad. No desnudarte antes de hora. O como ver el tráiler de una película y desear que llegue a la  cartelera.

Así funciona el marketing del siglo XXI: sin invadir, despacito, lento y sensual.

Y así trabajamos en marketing de redes. Recuerda que tu negocio también es un mercadeo en red.

Ten en cuenta que el 90% de tus contactos aún no te conoce en persona. Por eso debes gustar. Y tu perfil en redes tiene que invitar a que gustes.

PRESENTA TU NEGOCIO

Sólo gustarás a un 10% de todos los que te miren. Y es a ese 10% al que te debes presentar.

En ese 10% está el amor verdadero. El que se va a quedar contigo. El que te comprará, te venderá o te recomendará.

Con ese 10% habrá mensajes privados e intercambio de teléfonos. Con ese 10% se enciende la luz y llega el momento de presentar tu proyecto y de escuchar el del otro. Y ofrecer ayuda desinteresada y conocer necesidades y hablar mucho y bien… Entonces sí, te has enamorado.

Así han funcionado siempre los negocios. Así empezó el mercadeo en red del siglo XIX, cuando David H. MacConnel, que vendía libros por las casas, regalaba un perfume a los clientes que repetían compra. Así creó Avon.

¿Recuerdas? Tu negocio también es un mercadeo en red.

SEGUIMIENTO DE TU RED DE CONTACTOS

Aquí fallamos todos. Todos, todos.

Creamos empatía, nos gustamos, nos hablamos… pero después todo se queda en el limbo de la nada.

¿Por qué? Porque nos da miedo hacer el seguimiento.

Nos da miedo molestar, nos da vergüenza…

Así que, volvamos al amor.

mercadeo en red sin cambios no hay mariposas y las mariposas llegan cuando se gestiona el miedo.

Imagínate ese proceso de acercamiento, nervios y mariposas en la tripa. No sabes bien qué hacer y mandas un tímido ‘hola’. No preguntas de golpe: «Oye, ¿te gusto?». Lo que haces es ir poco a poco, despacio, por si acaso…

Pues el seguimiento es lo mismo. Un seguimiento no es un perseguimiento. Un seguimiento no es preguntar directamente: «¿Qué te ha parecido mi propuesta»? o «¿Quieres trabajar conmigo?». No, no, no…

Un seguimiento es amor real, es mandar un «Hola, ¿cómo estás?», es felicitar un cumpleaños, es estar pendiente de la otra persona desde el corazón, no desde el interés económico puro y duro. Lo otro, ya vendrá. Si es que tiene que venir.

Prueba a dar amor a tu red de contactos. Ya verás como todo cambia…

CÓMO EMPEZAR A CREAR LA RED

Esto es simple: déjate ayudar y ayuda.

Si vas a emprender o ya los has hecho y quieres dar un giro a tu negocio, busca a alguien que ya esté aplicando el sistema del mercadeo en red. Somos muchos y queremos aprender de ti y enseñarte cómo hacemos nosotros.

Hace seis años que mi misión es educar en un sistema que enseña, forma y funciona. Vendas pan o te vendas a ti. Me fascina derribar prejuicios e ideas preconcebidas que (confieso) yo también tenía sobre el mercadeo.

TRABAJO EN EQUIPO

Tú solo harás algunas cosas. Pero juntos, haremos más.

Tú me enseñarás lo que sabes y yo te enseñaré lo que sé hacer. Y seremos complemento.

El trabajo en equipo sólo llega si has trabajado bien tu red de contactos. Y si lo has hecho, volarás.

Porque de ahí saldrán personas increíbles con las que se creará una conexión mágica para siempre. Aunque no hagan lo mismo que tú. Pero todo suma.

Se llama el poder de la conexión humana y según Fran Segarra es «innata, persistente, irresistible, intensa, instintiva y estamos programados para ella aunque no queramos».

Y sólo una cosa más (para convencerte, jeje..) Las redes sociales también son un mercadeo en red. Lo dice la Wikipedia:

«El atractivo es que (…) como se crea un equipo de trabajo que crece en forma de red, por recomendación boca a boca (tal y como ocurre con el crecimiento de redes sociales como Facebook, Whatsapp y otros) se logra un gran incremento de la colocación del producto o servicio en el mercado». 

 

P.D. Te recomiendo que leas el libro ‘Go Pro’, de Eric Worre. Hagas lo que hagas. Y vendas lo que vendas. Da pistas muy interesantes para crear tu red y expandir tu negocio.

 

 

Me apasiona la comunicación y el marketing. Y dediqué los 21 primeros años de mi vida profesional al periódico El Mundo y la comunicación empresarial e institucional.

En 2013 emprendí un proyecto de marketing digital y franquicias on line para conciliar con mi vida de madre.

Desde entonces ayudo y enseño a otros emprendedor@s que quieran hacer lo mismo que yo y me involucro al máximo en su éxito. Porque la clave en este siglo XXI es la suma de experiencias y el trabajo en equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *