¿Qué es un equipo?

– ¿Cómo empezar?

– ¿Con qué? – dijo sorprendida

– Con todo -respondió- con cualquier cosa o actividad.

– Ahhh…¡Buena pregunta! -Se quedó pensando-  ¿Tú lo sabes?

– Yo sé lo que me funciona a mí. -Y se giró para seguir con lo que estaba haciendo.

– Bueno, ¡pues dime! -exclamó ansiosa esperando ya la respuesta.

Dejó lo que estaba haciendo, se dio la vuelta, la miró, sonrió y dijo:

– Fácil. Sabiendo lo que quiero, lo que me motiva, mi comportamiento, lo que soy… Así sí es más fácil empezar.

** Microcuento Feliz y Rentable. BeatrizGBarbeito. Coach y Formadora

trabajo en equipo

Empecé todo esto hace tres años sin pensar en la que se iba a montar. Por eso ahora rindo homenaje a los hombres y mujeres que me acompañan. Valientes que un día dijeron sí, que lo intentaron, que siguieron, que aprendieron… Todos ellos personas desconocidas para mí en aquel 2013… lo que me permite soñar con todas las demás personas que voy a conocer en los próximos meses. ¡Sumamos!

Maite es muy joven, pero con fuerza y coraje. Es de las últimas en llegar. Por eso la llamo mi estrella pequeña. “Unirme a tu proyecto es el camino para conseguir los objetivos que tengo en la vida, sumando mi experiencia laboral”. Maite viene del mundo de la estética y la imagen. Como Gina, que tiene una de las mejores peluquerías del mundo y hace magia con las tijeras. “Me apasiona mi trabajo, pero no sé cuánto tiempo más podré estar al frente de todo ésto… Quiero emprender contigo y tener una franquicia como la tuya”.

María José vende formación, nada más lejos de nuestro proyecto. “Me diste la mejor oportunidad para crecer hasta donde me proponga, ayudando a las personas a emprender y demostrándome a mi misma que puedo hacer cosas en el mundo digital, algo que nunca me había planteado”.

Y eso me gusta. Dar oportunidades. “Para mí es un auténtico reto, con mayúsculas. Es el camino para demostrarme a mí misma que puedo ir más allá de los límites que otros me imponen”. Así habla Adela, y me gusta su determinación. Porque cuando la determinación existe, el camino es más llano.

Pilar fue emprendedora de las de antes. Y montó su negocio inmobiliario. Y también trabajó para otros. “Montar mi negocio on line de la mano de Nu Skin me ha servido para aceptar que mi edad no importa, y que mis 50 años están llenos de sueños y oportunidades. Además, voy encontrando a personas que quieren soñar conmigo, sin miedo al fracaso. Mi futuro será el que yo quiero que sea”.

Como Eva, procuradora de tribunales, española que ahora ya vive en USA con sus tres hijos, y que se ha llevado el negocio puesto. “Un proyecto como éste es la mejor manera de trabajar en equipo a nivel internacional. Todo pasa on line. A mí me dio la fuerza para cambiar de vida”.

A Quique también lo conocí hace ya más de un año. Vive en Cullera y trabaja en una cafetería. Es un valiente. Y guapísimo. “Mi futuro es este proyecto, Sandra. Es mi alternativa, y eso me da mucha tranquilidad”. Y yo sonrío. Sonrío porque para unos es el presente. Para otros el futuro. Para unos emprendimiento. Para otros expansión. Pero para todos, vida.

 “Nu Skin-Pharmanex es la posibilidad de ampliar mi consulta, pero sobre todo, ayudar a mis pacientes a conocer unos productos únicos y de máxima calidad. La experiencia con el producto ha sido maravilosa”. Así de bonito lo cuenta mi otra María José, nutricionista… Mi vecina que durante años pasó desapercibida y ahora es amiga y socia.

Y me queda Alina. Viene del mundo de los seguros.  (“he encontrado una oportunidad para emprender junto a gente que me motiva y me enseña que es posible”); Ana, la mujer valiente (“lo mejor que me pasó fue encontrar un proyecto como éste y adaptarlo a mí para ver la vida de otra manera”) y Celia, mi Celia…  la profesora de Secundaria, que ya no está: “Sandra, esto es muy grande, pero quizá  no para mí”. A Celia me la trajo internet y hoy es como mi hermana mayor. “Sigue adelante y no pares. Nunca”.

Joana, Elizabeth, Bárbara… Ellas son las portuguesas. E hicieron mi negocio internacional. Y hablan un portugués que me encanta escuchar. “Este projeto desafia-me a sair da minha zona de conforto e a adquirir um gosto por um novo paradigma no mundo dos negócios, proporcionando-me um prazer na construção e edificação de equipas e de sonhos de uma nova vida”.

 Joana llegó en enero. Me la trajo el mundo virtual. Era maestra. “Este projeto foi a oportunidade de começar uma vida nova! Em todos os sentidos! Nu Skin, é a minha marca de eleição e o meu projeto empresarial. Em paralelo, esta companhia deu-me a oportunidade de desenvolver um projeto de responsabilidade social: Nourish The Children. Eis que o sonho se tornou real. Ajudo muitas crianças a viver com o mínimo. Ajudo pessoas a empreender.  Eu sou Nu Skin, com muito orgulho”.
Joana enseñó a Bárbara, que trabaja para el cuerpo de bomberos portugués.. Y ahora Bárbara, que está en Azores, nos enseña a todos. “Nu Skin é contacto! É conhecer produtos fantasticos e ter uma vontade enorme de os dar a conhecer a familiares e amigos! É estar a viver um momento único de desafio constante…e criar laços, fazendo novas amizades! Por outro lado é empreendedorismo.  É saber que por trás tudo isto existe uma organização que nos apoia e acompanha diariamente! Eu sou Nu Skin, com muito orgulho”.

Son ellos. Y este es mi homenaje porque son los que me han reinventhado. Gracias. Qué gran orgullo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Apasionada de la comunicación y el marketing, dediqué los 21 primeros años de mi vida al periódico El Mundo y la comunicación empresarial e institucional. Hace tres años saqué mis habilidades sociales del mismo cajón donde guardé mi curriculum. Tengo una franquicia on line de una multinacional (no jefes ni empleados, no local ni stock) y desarrollo el talento de otros emprendedores que quieran hacer lo mismo que yo, involucrándome cien por cien en el éxito de mis socios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *