“Sigue, no importa. Tú sigue…”

marketing multinivel

El pasado fin de semana en Madrid fue el fin de semana de las emociones y de los recuerdos. Unos recuerdos bonitos, otros desagradables… Fue un fin semana de montaña rusa con final feliz.

Porque cuando emprendes eres un incomprendido. Estás loco. Y además si emprendes en ventas, tu entorno te da la espalda. Así de claro. Y mucha parte de tu familia, también.

Porque en septiembre de 2013. cuando empecé mi proyecto de marketing multinivel, muchos… o casi todos, me miraban hasta con lástima. Otros dejaron de mirarme. Y los que me miraban hoy… no me devolvían la mirada mañana. Y no lo critico, sólo lo cuento. Porque sé que será de ayuda para otros que están empezando. .

Pero yo tenía dos voces en el cerebro: “Sigue, no importa… Sigue”.

Porque en ese final de 2013 tenía miedo a vender. Y cuando me atrevía a llamar a algún amigo o familiar… la respuesta era no. O no había respuesta. Y las voces seguían en el cerebro. “Sigue, no importa. Sigue”.

Porque en 2014 empecé a buscar a gente desconocida. Huía de lo próximo. Yo quería hacerlo, emprender un proyecto nuevo, aprender… pero jopé, qué malo el entorno. Siempre cuestionando.

IMG_8188

Porque en 2015 dejé mi empleo como periodista. Y lo hice, ahora lo sé, para no abandonar nunca lo que había emprendido. Si me hubiera quedado, seguro que habría abandonado.  Por la presión, por las miradas, por la falta de colaboración y de ayuda. Pero estaban las voces. “Sigue, no importa. Tú sigue…”

Porque menos mal que llegaron a mi vida las #estrellas. Y como en mi vida hay un espacio limitado, las #estrellas fueron apartando a los demás. Y así se hizo una constelación. Y me fue llegando la luz.

Porque aprendí a vender. A integrar el no en mi vida como parte de mi camino. Porque decidí no insistir jamás con aquellos que no quisieron ayudarme al principio. Leía mucho y desaprendía. Soltaba lo que traía de serie, como todos aquellos que nacimos en los años setenta… Y cambié.

Y porque en 2016 y 2017 me solté el pelo. Y eso que tengo poco. Perdí la vergüenza y decidí contarle al mundo que hago networkmarketing. Para muchos, ser periodista me daba más prestigio. Pero yo ahora soy más feliz.

Este fin de semana lloré de emoción. Y las voces me llamaron por teléfono. Una era del costillo. Sandra, las niñas y yo estamos súper orgullosos de ti”. Y otra, de mi madre. “Papá y yo también lo estamos”.

Punto final.

Apasionada de la comunicación y el marketing, dediqué los 21 primeros años de mi vida al periódico El Mundo y la comunicación empresarial e institucional. Hace tres años saqué mis habilidades sociales del mismo cajón donde guardé mi curriculum. Tengo una franquicia on line de una multinacional (no jefes ni empleados, no local ni stock) y desarrollo el talento de otros emprendedores que quieran hacer lo mismo que yo, involucrándome cien por cien en el éxito de mis socios.

2 thoughts on ““Sigue, no importa. Tú sigue…”

  1. Lucas Romero Reply

    Hace días que tenía intención de dejar un comentario a tu último artículo, y hasta el momento no encontraba la ocasión. Yo también ando liado.
    Sabes que a los 12 años empecé vendiendo en un bar que mi padre tenía en el pueblo, si bien allí me compraban cafés, copas y refrescos en lugar de vender. Desde entonces (y tú sabes los años que han transcurrido), no he parado de vender.
    Esta vieja profesión siempre me ha parecido muy interesante. Te permite conocer gente continuamente y lo fundamental, es creer en lo que haces. No se trata de engañar ni engatusar a nadie como piensan los agoreros de turno, sino poner en valor aquéllo por lo que peleas.
    He trabajado mucho en unión de tu madre, siempre lleno de ilusión y sin pereza, y ello nos permitió sacar adelante una familia que, ampliada por vuestros hijos, hoy es nuestro mayor logro.
    Tú dejaste el periodismo (profesión que sabes me entusiasma) para dedicarte a esto de ahora. Y te veo reflejada en mí en tu constancia, en superar obstáculos de forma permanente y en seguir no importando las dificultades…., porque éstas te fortalecen. Desde 2013 que empezaste has logrado mucho , no sólo en el aspecto material, sino más importante aún, formándote una coraza que impide que penetren aquéllos que no te deben importar.
    Ánimo y sigue adelante. Todos los que estamos muy cerca de tí nos sentimos orgullosos por lo que haces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *