De ranas, príncipes y Gaspar

Gaspar González ha creado @laRanaGaspar para enseñar a relativizar problemas

Nunca me creí aquello de las ranas que se convierten en príncipes. Siempre he sido demasiado terrenal. Pero caramba, basta que una cosa la pongas en duda para que ¡zas! suceda. Y resulta que a los 45 años he conocido una rana que no se convierte en príncipe, sino que es un rey mago. Se llama Gaspar y lleva tres años haciendo a la gente feliz. A mí incluida.

Gaspar González Jurado-Gutierrez  es “alicantino de pura raza, optimista y solidario, pero no caritativo”. Es padre de Carlota, de Pelayo y de Gasparín. Y de la #RanaGaspar, que vino luego. Es divertido, amable y hace pensar. “Soy un vividor de la vida. ¿Sabes? Nadie debería esperar a vivir un drama para sacar la mejor versión de uno mismo. Debemos aprender a relativizar problemas porque hay gente pasándolo realmente mal”.

autor de @laRanaGaspar

Y en eso anda este hombre, ayudando a relativizar. Algo que. aprendió a hacer cuando perdió a su hijo Gasparín, de siete meses. “Claro que eso marcó mi vida. Y me volqué en la solidaridad… No quiero ser demagogo, pero intento que veamos todo lo que tenemos a nuestro alrededor y que con el ajetreo del día a día no somos capaces de identificar, disfrutar y saborear como nos merecemos”. Y por eso Gaspar se reparte tanto en acciones solidarias “en el mundo físico, el mundo off-line”

Pero en las redes sociales, Gaspar es una rana. De esas ranas a las que le das un beso y se vuelven… más ranas todavía. Hace un año que creó a #LaRanaGaspar y se da paseos virtuales para contarnos y recordarnos esas cositas que ya casi no tenemos tiempo de recordar. La rana va de Facebook a Linkedin y salta a Twitter y vuelve a Instagram… y es una rana que no para quieta. Y claro, va haciendo su trabajito y te remueve el cerebro constantemente.

IMG_7329

A mí me gusta Gaspar. Y Gasparín. Y la Rana. Y me gustan Carlota y Pelayo y Bego. Porque todos ellos son un poco Gaspar y entre todos han creado un sarao bonito, solidario y divertido, como las #10.000SonrisasMagicas, el apoyo a emprendedores y las fiestas para los que tienen menos. O tienen nada.

Gaspar es un tío divertidísimo. Un poco humano y un poco rana. De esas ranas bonitas a las que siempre hay que dar un beso. Por si acaso.

Apasionada de la comunicación y el marketing, dediqué los 21 primeros años de mi vida al periódico El Mundo y la comunicación empresarial e institucional. Hace tres años saqué mis habilidades sociales del mismo cajón donde guardé mi curriculum. Tengo una franquicia on line de una multinacional (no jefes ni empleados, no local ni stock) y desarrollo el talento de otros emprendedores que quieran hacer lo mismo que yo, involucrándome cien por cien en el éxito de mis socios.

2 thoughts on “De ranas, príncipes y Gaspar

  1. gaspar Reply

    Querida Sandra!!!!! muchiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimas gracias por esas letras tan chulonas, emotivas y cariñosas…grande abrazoooooooooooooooooote!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. Lucas Romero Reply

    Magnìfico escrito, como todos los que acostumbras. Sigue en ello y no te canses. Muchos besos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *