Aquí me tienes… ‘desnudita’

Ay… Si yo te contara, alma mía… Lo difícil que fue decidirme a hacer Network Marketing.

Y que después de tantos años de estudio, tanta carrera y tanto postgrado iba yo a ganarme la vida en uno de los oficios más antiguos del mundo, jajaja.

Que después de tanta experiencia laboral, tanto desarrollar talento y ascender y subir, subir, subir… me iba a parar en seco, bajar del todo, coger aire y elegir algo tan, tan diferente…

Y que en el curriculum de estos cuatro últimos años no iba a poner casi nada… sólo que soy feliz,

Ay… Sí, ahora lo digo alto y claro, pero no sabes tú lo que me costó dejar de escuchar las opiniones de los demás y elegir el Network Marketing como modelo de negocio. Madre mía… Llevé mal los prejuicios, demasiado gurú a mi alrededor que cuestionaba mi vida, mi decisión, mi cambio… Demasiados gurús a los que hacía caso, gurús on line y off line... me obligaban a esconderme, a medio contarlo, a decir sin decir… “¿Ahora te vas a poner a vender?”

superar los prejuicios es la clave para ser exitoso en Network Marketing

Sí, señores y señoras. A los cuarenta y un años volví a empezar. Y cuatro años después, me he hecho mayor. Escogí el Network Marketing porque aunque no es perfecto, es el mejor modelo de negocio que existe. Y con menos riesgos.  Internet lo ha profesionalizado y se estudia en las principales universidades del mundo. Y aunque aún hay pocos sectores que lo hayan puesto en marcha, cada año se suman nuevos.

Ah… y te diré más. Que he descubierto una oportunidad para ayudar a emprender a la gente. En un proyecto real y no empírico: tanto vendes, tanto ganas. Porque me apasiona formar y comunicar… Y me puse a enseñar a la gente a vender y a formar equipos de venta. Ni más ni menos. Ya hay más de cuarenta personas que confiaron. Y no les va mal.

Pasé un año escondida, en modo oruga. Avanzando poco a poco por hacer demasiado caso a los  que yo llamo gurús del fracaso porque todos me vaticinaban que iba a perder. Pero me fui haciendo un capullo y salió una mariposa fuerte. Que vuela rápido y que ya sólo escucha lo que le interesa oir.

Ay… cuánto daños los prejuicios y qué malos los gurús del fracaso. Pero te diré algo: tienes que pasar por ahí. Una vez superado… es cuando triunfas.

Me apasiona la comunicación y el marketing. Y dediqué los 21 primeros años de mi vida profesional al periódico El Mundo y la comunicación empresarial e institucional.

En 2013 emprendí un proyecto de marketing digital y franquicias on line para conciliar con mi vida de madre.

Desde entonces ayudo y enseño a otros emprendedor@s que quieran hacer lo mismo que yo y me involucro al máximo en su éxito. Porque la clave en este siglo XXI es la suma de experiencias y el trabajo en equipo.

10 thoughts on “Aquí me tienes… ‘desnudita’

  1. Asuncion Artal Reply

    A veces hay que dejar de escuchar lo que nos dicen los demás y ver que queremos realmente, aunque a veces da miedo arriesgarse en contra de la opinión de todos. Un beso

    • Sandra Romero Post authorReply

      El miedo… tan paralizante. Pero el miedo también nos prepara para todo lo bueno que tiene que venir. Un poquito de miedo y tirar adelante… con miedo y todo. Esa es la clave.

  2. Mónica Cedeño Reply

    Te felicito por tu post y por la decisión que tomaste sin importar lo que las personas te dijeran, es muy motivador y me encanto el buen humor con el que nos cuentas tu historia, aunque admito que me he reído bastante al leer esta parte “Que después de tantos años de estudio, tanta carrera y tanto postgrado, iba yo a ganarme la vida en uno de los oficios más antiguos del mundo” jajaja se me hizo muy gracioso. En fin, acabo de conocer tu blog y me gusto.

    • Sandra Romero Post authorReply

      Gracias Mónica por tu mensaje. Jajaj claro que el mío es uno de los oficios más antiguos del mundo. Me alegra mucho que te haya gustado mi ‘reinventharse’.

  3. mama de dos fresitas Reply

    woow, admirable, soy una persona que aun sigo viviendo dentro de un capullo, ese gusanito que aun no quiere transormarse en una mariposa, por miedo a ” lo que piensen los demas” y yo se que esto esta súper mal, pero me prometi, que tengo que vencer mis miedos ante todo , saluditos

    • Sandra Romero Post authorReply

      Si ya estás en el capullo es porque has decidido cambiar. Hazlo, rompe el capullo y sal a ver la luz. Te vas a sorprender de lo que hay fuera. Besotes.

  4. MashaB Reply

    reinventarse a los cuarenta…mujer si los cuarenta son los nuevos veinte…y siempre es bueno intentar de todo lo que te apasione o lo que necesites en un momento en particular.
    Me sentí identificada pues aunque no me dedico a las ventas, mi vida dio un giro parecido al tuyo. Siempre con un trabajo importante, dos posgrados una gran carrera pero lo dejé todo….fue decisión personal y familiar pero es tambien uan forma de reinventarse……y lo estoy disfrutando
    Besos desde Méxioc

    • Sandra Romero Post authorReply

      Pero qué alegría más grande leerte… Claro que los cuarenta son vida, e ilusión y ganas… Me encanta cómo describes tu proceso. Y te annimo a seguir adelante. Millones de besos españoles.

  5. Anna Garo Reply

    Creo que lo más difícil siempre es dejar a un lado lo que las personas piensen, lo que van a decir o lo que no van a decir, es una etapa inspiradora en la que te encuentras ahora… en donde lo que importa es tu propia felicidad y no la de los demás. Es difícil tomar esas decisiones pronto espero estar en esa etapa, donde tomar las decisiones y dejar todo fluir sea más fácil.

    • Sandra Romero Post authorReply

      Difícil es todo. Pero una vez crees en lo que haces y en ti misma, empiezas a volar. Hay muchas alternativas. Y las personas tendemos a juzgar sin saber. Millones de gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *