Nómada digital

trabajar desde cualquier parte del mundo... y vivir al mismo tiempoHe pasado una semana en Francia y he comprobado que soy una auténtica nómada digital. Que sí, que me llamo Sandra y que un día fui periodista. Y que tengo un título firmado por un rey de España que así lo acredita. Está en un cajón. Pero ahora puedo trabajar desde cualquier lugar del mundo con una conexión medio decente a internet.

Recorrer el sur de Francia y ser consciente de que he elegido el camino más difícil pero que me lleva donde quiero, es mágico. Visitar el gótico francés y compartir con mis hijas todo aquello que aprendí en los libros de historia… Caminar, hacer fotos, reir … tomar un café y conectarme a la wifi de la pâtisserie… y hacerlo con gusto. Y comprobar desde allí que acabó agosto y que no sólo yo sino que la mayor parte de la gente que está conmigo, había cumplido sobradamente sus objetivos. Y eso que era el mes más difícil del año para un autónomo. Pero lo hicimos.

Cada vez somos más. Cada vez somos más los que hemos guardado el título en un cajón y queremos ser libres. Porque nos lo dijo Oscar Wilde: “Lo menos frecuente en este mundo es vivir. Por eso la mayoría de la gente existe”.

Vive. Y vive viajando. Es tu oportunidad de abrir la mente. Porque las mentes abiertas son siempre menos complicadas.  Viaja… descubre, pregunta… mira, toca y huele.

Francia huele a queso y a especias, pero también a oportunidades que me anuncian un à bientôt. La  oportunidad se llama Bertille, la camarera rubísima que me vio conectar a skype mientras compartíamos los cuatro una limonade en Montpellier. “¿A qué te dedicas? Te doy mi teléfono. Llámane cuando regreses a España. También quiero ser nómada digital”.

Nota: Para escribir este artículo me he inspirado en alguien a quien no conozco, pero voy a conocer. Se llama Bosco Soler y le podéis leer en https://boscosoler.com/. Gracias, amigo.

Apasionada de la comunicación y el marketing, dediqué los 21 primeros años de mi vida al periódico El Mundo y la comunicación empresarial e institucional. Hace tres años saqué mis habilidades sociales del mismo cajón donde guardé mi curriculum. Tengo una franquicia on line de una multinacional (no jefes ni empleados, no local ni stock) y desarrollo el talento de otros emprendedores que quieran hacer lo mismo que yo, involucrándome cien por cien en el éxito de mis socios.

One thought on “Nómada digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *