Mariposas

El miedo nos prepara a lo bueno que nos va a suceder

Empieza diciembre. Y yo acabo el año llevando mi Reiventharse a Portugal y a Galicia. He cumplido uno de los objetivos de este año y me siento feliz.

Mi Reinventharse, como a mí me gusta llamarlo, es una oportunidad de empleo y de emprendimiento, aunque algunos lo ven como una locura y otros como una temeridad. Pero como en el mundo hay mucho loco y mucho temerario, siempre hay gente que me quiere escuchar. Y yo… encantada.

Esta semana viajo a Oporto. O mejor Porto, como le gusta decir a mis socios de allí. Y tengo que confesar que a la emoción se suman las mariposas en la tripa… Tengo miedo.

Voy a Porto, a conocer a personas mágicas. Y después salto a Santiago. A conocer la magia gallega. Siempre con mi Reinventharse debajo del brazo. Hay mucha gente que quiere saber, pese al miedo… porque el peor miedo, el que nos atenaza, es el miedo a vivir con el piloto automático encendido para el resto de nuestra vida.

Y claro que tengo miedo… porque el miedo es una emoción buena si se administra bien. Llevo desde 2013 sintiendo miedo en los momentos más importantes desde que emprendí y ya me he acostumbrado a llevarme bien con esa sensación: cada vez que siento miedo es porque algo muy grande me espera.

El miedo me prepara, me dice: “Escucha, Sandra, estás ante algo importante. No te confíes y concéntrate”. El miedo me avisa para que me enfoque en lo realmente importante y paso unos días en los que las mariposas no me dejan hacer mucho más… Antes, cuando yo era otra y no había pasado por este proceso de autoconocimiento, tenía miedo a tener miedo. Pero ahora ya no.

Ahora sé que el miedo me prepara hacia lo que va a venir. Y bien gestionado, el miedo se convierte en mariposas de colores, que son oportunidades. Pero para que las mariposas lleguen hace falta el cambio. ¿Te atreves a cambiar?

Apasionada de la comunicación y el marketing, dediqué los 21 primeros años de mi vida al periódico El Mundo y la comunicación empresarial e institucional. Hace tres años saqué mis habilidades sociales del mismo cajón donde guardé mi curriculum. Tengo una franquicia on line de una multinacional (no jefes ni empleados, no local ni stock) y desarrollo el talento de otros emprendedores que quieran hacer lo mismo que yo, involucrándome cien por cien en el éxito de mis socios.

2 thoughts on “Mariposas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *