Mis marcas personales

Y llegó lo de la marca personal… Creo que era finales de 2014 cuando Facebook me trajo unos ojos azules con pelo rizado. Y pensé: “¡Anda! Si se parece a la princesa Brave…”. Acababa yo de ver esa película y su cara me resultaba familiar. Así llegó a mí Elena Arnaiz. Meses más tarde ella confesó que Brave es su princesa Disney preferida.

marca personal o las que fueron mis marcas personales

Elena hablaba de cosas que me iban dejando huella. Algo sabía yo de marca personal de las clases de marketing de la carrera, pero no tenía ni idea de todo aquello. Hasta que un día… ¡zas! Con Elena llegaron unos zapatos rojos de tacón alto. Que me decían #MarcaEresTu. Ay… no entendía nada, pero seguía buscando, segura de que habría premio. Y el premio fue conocer a Eva Collado.

Estas dos mujeres fueron clave para autoconocerme y contarle al mundo por qué había emprendido un proyecto de franquicias digitales y Network Marketing. Yo no sabía si aquello se llamaba marca personal o no. Yo me bebía cada uno de los post que escribían. Y en mi cabeza se iba gestando mi #Reinventharse.

Porque si algo tienen las redes sociales es que llega la princesa Mérida y los zapatos rojos… y detrás todo un mundo similar. Y apareció Claudio Inacio.

Al principio no le hice mucho caso, pero poco a poco el portugués iba sumando puntos. Es un tío listo y maneja el social media como nadie. Cuando anunció su ponencia en Google Activate Talks, decidí escucharle. Claudio gana en las distancias cortas y tiene una historia bestial. Y la cuenta gracioso, mezclando español y portugués. Y a partir de ahí me cautivó su #CarpeDiem.

Por si fuera poco, un amigo catalán me mandó un vídeo de YouTube con un mensaje: “Creo que mi paisano te va a gustar. Está muy en la línea con todo eso que tienes en la cabeza”. Y me envió a Guillem Recolons por el espacio sideral. Y todo eso que yo tenía en la cabeza empezó a encajar.

Y se armó la marimorena. Porque a la princesa Mérida, al #CarpeDiem  y al “#MarcaEresTu se sumaron los súperpoderesAsí que lo puse todo a hervir para hacerme un buen caldo.

Estas cuatro personas han sido muy importantes para desaprender y aprender de nuevo. Durante mucho tiempo los leía, leía, leía…Y mi #Reinventharse tomaba forma con eso de la marca personal.

Pero es que ahora estoy echando a la olla muchos nombres más. Muchos, muchos…

  • Resulta que en Huelva David Barreda también se pone zapatillas rojas y habla de procesos y aprendizajes. Y me hizo muy, muy feliz al nombrarme en su #CatálogoDeMomentos
  • Y Fran Segarra, el hombre de las mil preguntas, me ha enseñado que no importa ser “cada vez más rara”.
  • Y luego está la libretita, esa libreta de emociones que Elia Guardiola parece que escriba cada día sólo para mí. O así al menos me lo imagino yo.
  • Dani Collada me hizo el regalo de Reyes más chulo de mi vida al incluirme entre los 250 blogs para 2018.
  • Antonio Fernández Alonso, el hombre sin cara, está consiguiendo que me haga amiga de las palabrejas esas tan raras como el posicionamiento WEB y el SEO. Y eso que siempre habíamos estado reñidas, jeje..

Lo más divertido es que todavía no conozco a ninguno en persona. Mi madre diría que me he vuelto majara, pero yo sigo… y sigo. Porque estoy descubriendo a muchos más y aprendiendo de otras vidas muy de verdad.

Y no sé si es marca personal o posicionamiento o mi proceso… Yo lo voy a llamar mucho aprendizaje (guiño a David) mientras me preparo para hacer más caldo.

Agradecimiento infinito a todos. Siempre.

Me apasiona la comunicación y el marketing. Y dediqué los 21 primeros años de mi vida profesional al periódico El Mundo y la comunicación empresarial e institucional.

En 2013 emprendí un proyecto de marketing digital y franquicias on line para conciliar con mi vida de madre.

Desde entonces ayudo y enseño a otros emprendedor@s que quieran hacer lo mismo que yo y me involucro al máximo en su éxito. Porque la clave en este siglo XXI es la suma de experiencias y el trabajo en equipo.

4 thoughts on “Mis marcas personales

  1. María Juanes Reply

    Enhorabuena Sandra por contarnos tu experiencia y por todas esas personas que te han aportado a lo largo de tu camino.Buen inicio de semana😊😊un saludo

  2. Pingback: La importancia del marketing emocional al emprender

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *