Cambiar es la clave para reinventarse

Es la eterna pregunta. Y el tema al que he dado vueltas esta semana. ¿Las personas cambian? Durante muchos años creí que no. Grave error. Ahora ya sé que las personas cambiamos. Y que además cambiar es la clave para reinventarse. O reinventharse, como a mí me gusta llamarlo.

Desde que hace cinco años decidí cambiar de vida, de profesión y de carácter (porque esto del reinventharse te pone del revés) he aprendido que sí. Que cambiamos. Pero que sólo cambiamos si tomamos conciencia de lo que no queremos y hay una gran voluntad y resistencia a prueba de fuego. Porque es un proceso largo.

cambiar es la clave para reinventarse y puedes modificar tu carácterEsta semana rebusqué un post de César Piqueras que me inspiró mucho allá por 2015, cuando empezó mi metamorfosis. Porque aunque yo había emprendido en 2013 no fue hasta entonces cuando tomé conciencia de que debía cambiar. Y César me ayudó a diferenciar entre temperamento y carácter. Con el temperamento nacemos. Lo llevamos en el ADN y es la parte de nuestra forma de ser “que viene condicionada de casa”. Ligada a nuestra educación. A lo que nos han enseñado a ser.

Pero luego está el carácter. Que vamos moldeando en base a lo que vivimos y experimentamos. El carácter es “lo que tú adquieres, lo que vas aprendiendo, la parte de tu personalidad que alteras, que cambias, que puedes modificar…” Y aunque muchos creen que a cierta edad ya no se cambia… te digo yo a ti que sí. Que yo lo hice a los cuarenta años. No de golpe, porque sigo en ello y tengo ya cuarenta y seis. Pero sí, cambiar es la clave para reinventarse. Y nunca acabamos de cambiar.

Creo que en mi transformación tuvo mucho que ver emprender en Network Marketing. En un proyecto de personas que trata precisamente de sacar lo mejor de cada una. Y esta experiencia de cinco años, que ha sido mi mejor máster de vida, me ha permitido comprobar que cada ser humano es único y especial. Ya lo dice mi admirado Guillem Recolons.  Sólo tienes que sacarte brillo. 

La pena es que hay mucha gente brillando y no lo sabe. O no se lo cree. O no se atreve. O con miedo, dudas, incertidumbre. Abrumados, apáticos, cansados quizá… Pero ahí, ahí está el trabajito intenso. Porque el que tiene miedo, dudas e incertidumbre, el cansado y el apático ya ha tomado conciencia de lo que no quiere y se ha colocado en la línea de salida. Ya sabe que cambiar es la clave para reinventarse.

el cambio es la clave para reinventarse a nivel personal y laboral

Y esas personas son mis estrellas. Esas estrellas mías de las que tanto hablo. Y son esas personas de las que más me gusta rodearme porque sin saberlo me van ayudando a completar también mi evolución. Y vamos aprendiendo a la vez.

Sí. Las personas cambian. Y debes convencerte. Primero va el cambio personal para descubrirte y creerte… y luego ya sí, fuerte como una roca abordas el profesional y lo que haga falta. Porque al revés no funciona. Es imposible.

Te voy a compartir un secreto. Mi clave fueron las personas, jeje… las estrellas que me iban llegando. Rodearme de ellas. Abrirme al mundo. Emocionarme con historias que no eran mías…

Porque muchas veces nuestro carácter, el que se puede cambiar, está condicionado por las gentes que han habitado desde siempre nuestra vida.  Y nos quieren proteger tanto que nos impiden el cambio. Por si no sale bien, por si acaso, por si fracasas, por si… y un día te das cuenta y has pasado media vida entre el por si y el y si...

Durante años pensábamos que con esas poquitas gentes teníamos más que suficiente. Pero resulta que no. Que hay otras, muchas, dispersas… pero que se encuentran. Las estrellas se encuentran. Y te encuentran. En forma de serendipia, como dice Èlia. Sin pretenderlo. Y se forma una constelación. Y llega un poco de objetividad que anima al cambio. ¿Y por qué no? ¿Yo también puedo? Y tanto.

Y es entonces cuando comienza ese proceso fantástico que te lleva de gusanillo a mariposa. Y te abres. Y empiezas a volar. Y te das cuenta que sí, que cambiar es la clave para reinventarse. Aunque tengas cuarenta o cincuenta o cien. Qué más da. Y lo más divertido es que nunca acabas de cambiar. Y eso sí que es apasionante.

Gracias de nuevo a Pixabay por las fotos. Y cómo no, a mi querido Antoine de Saint-Exupéry por El Principito.

Apasionada de la comunicación y el marketing, dediqué los 21 primeros años de mi vida al periódico El Mundo y la comunicación empresarial e institucional. Hace tres años saqué mis habilidades sociales del mismo cajón donde guardé mi curriculum. Tengo una franquicia on line de una multinacional (no jefes ni empleados, no local ni stock) y desarrollo el talento de otros emprendedores que quieran hacer lo mismo que yo, involucrándome cien por cien en el éxito de mis socios.

6 thoughts on “Cambiar es la clave para reinventarse

  1. Yessi Reply

    Me ha encantado el post Sandra. Precioso y lleno de sentimiento. El mundo está lleno de estrellas y debemos encontrarlas. Besitos

  2. María Valeria Reply

    Coincido totalmente contigo Sandra!! Creo que cuando tomas la decisión es donde se comienzan a generar los cambios y nunca es tarde!! Abrazos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *