Adolescentes y redes sociales, tabú de los padres

Voy a contarte algo. Tiene que ver con los adolescentes y las redes sociales. Así que si tienes un hijo o una hija entre los 11 y los 25 años, quizá te guste leerme.

adolescentes y uso de redes sociales: cómo gestionarloSoy madre de dos. Una de once y otra de catorce. Tan distintas, tan diferentes pero también tan iguales. Iguales en lo que les toca vivir, en las experiencias a las que se enfrentan y en sus reacciones. Me gusta observarlas y analizar… y creo que en muchas cosas son idénticas a tus hijos. Ya verás.

Primero te voy a hacer memoria.

Tú que me lees, año arriba o año abajo… eres de mi generación. Y llevo tiempo pensando que esto de los adolescentes y las redes sociales es poco más o menos lo que nos pasaba a nosotros con el sexo.

Que sí, que a todos nos contaban los males y lo que podía pasar si nos íbamos a la cama con ese novio o esa novia, pero caray nadie nos decía que el sexo era genial siempre que estuviera bien hecho y con cabeza.

Ahora a tus hijos (y yo a las mías) sí se lo contamos. Hablamos de sexo sin tabúes, advertimos y educamos: el sexo ya no es innombrable. Y preferimos que las preguntas las hagan en casa.

Pues exactamente eso está pasando con los adolescentes y las redes sociales en este siglo XXI de nuestras entretelas.

adolescentes y redes socialesDesde que en 2016 mi hija mayor inició la Educación Secundaria, he asistido a miles de charlas sobre los peligros de internet. Y sí, cierto, se hace un gran trabajo en los centros. Pero nadie habla sobre la importancia que tendrán los perfiles sociales de nuestros hijos en el nuevo mundo laboral. Internet no es un lobo, queridos padres. Es también una herramienta maravillosa y hay que saber exprimirla.

¿Ves? ¿Ves como sí que se parece un poco a lo que nos pasaba a nosotros con el sexo?

Atención: La OMS considera que la adolescencia empieza ya a los diez años y algunos expertos la alargan hasta los 25. Es lo que se llama adolescencia tardía. Nuestros hijos son muy inmaduros.

A los diez años empiezan con las redes, mariposean aquí y allá y publican un contenido que genera la huella digital que los acompañará toda la vida. ¿Y si les enseñamos a que esa huella sea atractiva para su futuro laboral?

A la huella digital la llamamos en casa ‘la sombra de internet’.

Y ya que tu sombra te va a acompañar siempre, ahí van los consejos que doy a mis hijas para que sea una sombra ‘amable’.

Espero que te sirvan también para los tuyos.

¿INTERNET ES MALO?

Respuesta a mi hija Carlota, de 11 años:

«No. Internet es como un libro de muchas hojas donde lo que escribes se queda para siempre grabado. No se puede borrar, aunque tú creas que sí«.

«La responsabilidad de lo que internet diga de ti es tuya. Puede hablar bien o puede hablar mal»

«En internet hay muchos peligros, pero también te va a ayudar mucho a estudiar, a encontrar trabajo y a aprender cosas que no sabes».

«Por eso, yo miraré los contenidos y las fotos que subes a Instagram antes de publicarlos. Y así aseguramos que internet siempre hable bien de ti hasta que seas un poco más mayor».

«Tu cuenta será privada, la contraseña la sabremos nosotros y seremos los papás los que autoricemos a las personas que te pueden seguir y tú sigues».

TENGO 14 AÑOS. ¿ELIMINAS YA EL CONTROL PATERNO?

Respuesta a Candela cuando empezó tercero de la ESO.

«Pues del todo, no. La cuenta seguirá privada. Ahora tienes un poco más de libertad pero la contraseña tengo que saberla. Y estar en tus contactos. Así si veo contenido que no me parece apropiado, te aviso y lo eliminas».

«No puedes tener otra cuenta en Instagram para que no te vea. Y las stories quiero verlas todas. Yo voy a respetar al máximo tu intimidad y no voy a entrometerme. Pero tengo que estar al tanto de lo que publicas».

PERO SI SÓLO PUBLICO FOTOS…

«Ya lo sé. Pero pronto vas a empezar el Bachillerato. Y tienes que pensar que tu cuenta de Instagram tiene que hacer que la gente hable bien de ti

«Como te gusta escribir, estaría chulo que en los contenidos de tus fotos pongas  citas de libros o frases que tú inventes o letras de canciones. Así la gente que te lea verá tu creatividad…»

(Esto es sólo un ejemplo que puedes adaptar a las habilidades de tu hijo).

PUBLICARÉ LO QUE YO QUIERA

«Con respeto y con mucho cuidado. Ten en cuenta que tienes catorce años y que a lo mejor dentro de un tiempo no piensas lo mismo que hoy».

«Respeta otras opiniones, habla de forma educada, no uses palabrotas y no seas agresiva en tus comentarios. Lo más importante es que dentro de unos años, cuando veas lo que has escrito hoy, no sientas vergüenza. Párate siempre a pensar eso cuando vayas a publicar un contenido».

HABLAR EN PÚBLICO

Respuesta a las dos.

«Todo en internet es público. Estáis hablando en público, aunque penséis que sólo lo ven y lo leen vuestros contactos. Cualquiera de ellos puede hacer un pantallazo de vuestra foto o comentario y difundirlo».

«Por eso internet y las redes sociales son buenas y malas para los adolescentes. Y hay que cuidar las palabras y la imagen. Educación, respeto y empatía… esa es la clave para que vuestro perfil de Instagram diga cosas buenas de vosotras».

¿ME DEJAS GRABAR VÍDEOS?

«Tienes que grabar vídeos. Debes aprender a hacerlo. Primero me los enseñas a mí y miramos qué tal te han salido. Publicarlos, ya veremos, en función de cómo nos queden.»

«Cuando seáis adultas los vídeos van a ser muy, muy importantes para competir por un buen trabajo. Por eso me parece bien que grabéis un vídeo y se lo mandes a tu amiga y vais aprendiendo a hacerlos.»

adolescentes y redes sociales

Y así es como poco a poco voy educando a mis hijas adolescentes en el uso de las redes sociales. Hace un tiempo que os lo contaba, en una carta a los padres analógicos.

La experiencia me ha servido para que otros padres quieran saber cómo lo hago y que ayude a sus hijos a hacerlo.

Y estoy contenta porque ya hay centros educativos que empiezan a incluir la oratoria y el uso de redes sociales como una fortaleza importante en el curriculum escolar de nuestros adolescentes.

A internet no hay que tenerle miedo. Hay que ponerle normas.

Y así se lo cuento a los padres:

YO ES QUE DE REDES NO SÉ NADA

Pues aprende un poco. Que no es difícil. Empieza por crearte un perfil y estar conectado a tu hijo. Tienes que saber lo que cuenta y lo que hace.

MI HIJO NO ME ACEPTA EN SUS CONTACTOS

Es habitual, sobre todo cuando son más mayores. ¿Has probado a hablar con él/ella?

El problema es que no hablamos. Ni los padres ni los hijos. Prueba a decirle lo que le dije yo a mi hija mayor. «No voy a entrometerme en nada, estaré muda». Y explícale  que las redes sociales le van a ayudar en su futuro laboral y que podéis hacerlo juntos.

YA TIENE 20 AÑOS, TIENE TODO HECHO EN REDES

¡Qué va! Los veinte años de ahora no son los de antes. Fíjate que hasta los 25 se les considera adolescentes tardíos. Y nosotros con 25 llevábamos años trabajando…

No. No tienen nada hecho. Es más, están muy desorientados.

Revisa lo que publica. Ofrece colaboración más que ayuda. No impongas.

¿Y CÓMO APRENDO?

¿Te acuerdas cómo aprendiste lo que no te atrevías a preguntar en tu casa sobre el sexo? ¿Verdad que al final has aprendido?

Es porque le ponías interés, jeje… Y buscabas información aquí y allá.

Pues así vas a aprender. De la mano de muchos profesionales que ya usamos las redes sociales como principal herramienta y fuente de ingresos de nuestros negocios.

Y oye, si fuimos capaces de aprender de sexo en los ochenta… aprender ahora de adolescentes y redes sociales es pan comido. Prometido.

 

Me apasiona la comunicación y el marketing. Y dediqué los 21 primeros años de mi vida profesional al periódico El Mundo y la comunicación empresarial e institucional.

En 2013 emprendí un proyecto de marketing digital y franquicias on line para conciliar con mi vida de madre.

Desde entonces ayudo y enseño a otros emprendedor@s que quieran hacer lo mismo que yo y me involucro al máximo en su éxito. Porque la clave en este siglo XXI es la suma de experiencias y el trabajo en equipo.

One thought on “Adolescentes y redes sociales, tabú de los padres

  1. lucas romero gonzález Reply

    me ha parecido fantástico, muy ilustrativo y de sumo interés. Como de costumbre, te felicito y te animo a seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *